¿Cómo miden las pulseras deportivas nuestro ritmo cardíaco? Para responder a ello, es preciso comprender que la tecnología evoluciona a un ritmo muy veloz. Tanto, que día a día vemos como los aparatos disminuyen su tamaño y aumentan sus capacidades. Esto hace de cada objeto tanto pequeño como útil y potente. En el mundo del fitness, es importante mantenernos siempre al tanto del funcionamiento de nuestro cuerpo. Especialmente de los órganos vitales, como el corazón.

Una pulsera deportiva, puede monitorear las funciones de nuestro órgano cardíaco e informarnos sobre su estado cada que queramos. Se encarga de tomar nuestro pulso y calcular el ritmo cardíaco que poseemos. Pero ¿Cómo lo hace? este post está dedicado a explicar el funcionamiento de las pulseras deportivas. Para que puedas comprender el complejo sistema detrás de nuestras pequeñas amigas de muñeca.

La pulsera deportiva

Es un aparato que va colocado en la muñeca y que cumple una serie de funciones que dependerán tanto del fabricante como de la finalidad de la misma. Generalmente, está equipada con un sensor de altura y uno cardíaco. Sin embargo, en algunos modelos pueden verse variaciones como pantallas táctiles, contadores de calorías quemadas, entre otras cosas. Existen muchos tipos de esta pulsera. Las más populares corresponden a las marcas Sony, LG y Garmin, las cuales se caracterizan por agregar funciones y adaptaciones determinadas a cada uno de sus productos, los cuales se encuentran en constante evolución.

Ahora bien, para saber cómo miden las pulseras deportivas nuestro ritmo cardíaco es preciso hablar del mecanismo en sí, que puede variar en cada pulsera, dependiendo no sólo del modelo, sino del fabricante también.

Mecanismo de una pulsera deportiva:

Principalmente, hay que tener claro que las pulseras deportivas operan a través de otro dispositivo. Bien puede ser un computador (vía Wi-Fi) o un Smartphone (vía Bluetooh). A dicho dispositivo, envía toda la información que recopila, ya que no puede mostrarla totalmente en su pequeña pantalla.

 las mejores aplicaciones para ligar

Pueden funcionar como portal del Smartphone

Para determinar las pulsaciones cardíacas, algunas pulseras necesitan de la presencia de un sensor pectoral. Este se coloca en el pecho y que posee un pulsímetro dentro de sí que recibe la información de los latidos del corazón. Junto a la pulsera, envía la información al computador o Smartphone. Un ejemplo de ello son las pulseras Garmin Vivofit. Mientras tanto, otros sistemas poseen el sensor directamente en la pulsera, donde una luz infrarroja es capaz de detectar cada pulsación.

Presentación de la información

Una vez que la información se encuentra confirmada por el dispositivo (sea cual sea su tipo), la envía a aquel aparato con que esté vinculado. éste a su vez muestra en su pantalla la información interpretada numéricamente. Siendo así por ejemplo, que te encuentres trotando y decides ver a qué velocidad late tu corazón en ese momento. Así que tomas tu Smartphone, y en su pantalla aparecerá que éste late a una velocidad de 119 pulsaciones por minuto (considerada normal al trotar).

 las mejores aplicaciones para ligar

La información es representada en la pantalla del celular

Comparando ambos sistemas, el sistema de sensor pectoral suele ser mucho más preciso que el infrarrojo. Sin embargo, también tiende a ser mucho más incómodo. Mientras que las pulseras cuyo pulsímetro se encuentra dentro de ellas, ofrece mayor comodidad, aunque pudiera tener ciertas fallas en lo que a sus cálculos se refiere.

Como es bien conocido, a medida que aumentamos nuestra actividad física, el corazón late a un ritmo más elevado. Por lo cual, la función de las pulseras deportivas es mantener una constante vigilancia de estos latidos y registrarlos. La finalidad de esta operación puede variar desde el estudio de alguna patología cardíaca al seguimiento de alguna rutina de ejercicio cardiovascular.

Funciones especiales

Algunas pulseras deportivas pueden tener funciones de programación. Esto hace referencia al hecho de que puede guiarnos en el nivel de actividad física que podemos realizar. Dentro del margen del acondicionamiento físico “sano” podemos, con estos aparatos, organizar rutinas. Estas, basadas en cantidades de calorías a quemar, distancias a recorrer (si la pulsera posee Sistema de Posicionamiento Global incorporado) e incluso la cantidad de pasos a dar (pueden estimar cuando se da un paso gracias a sensores de altitud).

De esta manera concluye el presente artículo. Espero que la información sea útil para aclararte cualquier duda respecto al funcionamiento de tu pulsera deportiva. De manera que puedas aprovechar mejor, sus grandes funciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation